Cómo discutir sobre temas difíciles del swing con tu pareja

Discutir las reglas y los límites antes de embarcarse en el viaje del swing siempre es inteligente, pero también es una buena idea revisar estas discusiones periódicamente porque a veces surgen cosas con el paso del tiempo. Es en gran medida una curva de aprendizaje, por lo que no necesariamente sabrás desde el principio con exactitud qué tipo de cosas quieres explorar, qué te parece bien y qué te puede resultar incómodo.

Aquí compartimos algunos consejos sobre cómo discutir temas difíciles con tu pareja. Te ayudarán a comunicar lo que tienes en mente y te ayudarán a escuchar mejor cuando tu pareja comparta lo que siente contigo.

Comunicando

Debes ser abierto y honesto con tu pareja siempre. Es as√≠ de simple, ¬Ņverdad? Hablar con tu pareja sobre temas dif√≠ciles puede ser un desaf√≠o y muchos de nosotros lo evitamos, pensando que el problema podr√≠a simplemente pasarse por alto o desaparecer. Pero evitar (no lidiar con algo que no nos gusta o que nos resulta dif√≠cil procesar emocionalmente) tiene exactamente el efecto opuesto al deseado: el estr√©s se acumula y nunca afrontamos el problema hasta que tambi√©n erosiona nuestra propia tranquilidad.

Lidiar con algo a medida que surge puede resultar inc√≥modo en el momento, pero ser√° mucho m√°s beneficioso para ti y las personas que amas a largo plazo. Y adem√°s, ¬°no sabes lo que tu pareja est√° pensando o sintiendo hasta que se lo preguntas! Entonces, ¬Ņc√≥mo abordas los temas dif√≠ciles? ¬Ņc√≥mo escuchas lo que dice tu pareja sin reaccionar de una manera que sea in√ļtil o perjudicial?

Digamos que la persona que habla es ¬ęel emisor¬Ľ y la persona que escucha es ¬ęel receptor¬Ľ. Despu√©s est√° el mensaje, que puede ser verbal o no verbal. El mensaje es codificado por el emisor y decodificado por el receptor. En otras palabras, nuestros pensamientos se transforman en lenguaje y el receptor interpreta la informaci√≥n.

La cuestión es que no somos ordenadores, por lo que nuestras emociones y diferentes formas de ver el mundo entrarán naturalmente en esto. El remitente tiene su propia manera de explicar las cosas y se comunicará con su propia agenda. El receptor interpretará el mensaje y lo decodificará dentro de su cosmovisión y con sus propios sesgos. ¡Así que ciertamente hay espacio para que las cosas salgan mal! Esta es una guía práctica para aprender más de ello:

hombres y mujeres en ropa interior
reunion
reunion entre hombres y mujeres

Preparar

Pensar primero profundamente en tus propios sentimientos te ayudará a comprenderlos mejor y a ordenar tus pensamientos para cuando estés listo para discutirlos con tu pareja.

Tambi√©n es importante que no presumas de saber c√≥mo reaccionar√° tu pareja. Evita decir cosas como ¬ęS√© que debes estar enojado¬Ľ o ¬ęEstoy seguro de que esto es un shock¬Ľ. En su lugar, comunica que te preocupas por sus sentimientos y por mantener tu relaci√≥n con frases como ‘No digo esto para lastimarte’ o ‘Me preocupa que te enfades conmigo’.

Encuentra el momento adecuado

¬°Probablemente no sea el mejor momento para abordar un tema dif√≠cil cuando est√°s en la cola para ir al cine! Lo mejor es encontrar un momento en el que puedan sentarse juntos y hablar libremente sin sentirse estresados ‚Äč‚Äčpor lo que tienen que hacer a continuaci√≥n o sin tener ni√Īos corriendo alrededor.

Un poco de privacidad y tener este tipo de conversaciones cara a cara te ayudarán a tener una conversación productiva. ¡No uses insultos, ni hables enojado! Quieres que tu pareja reciba lo que dices de manera positiva, no cuando ambos se sienten tensos y molestos el uno con el otro.

Claro, honesto y sensible

Digamos que tienes dudas sobre el estilo de vida del swing. En tal caso considera lo siguiente:

    • Ten claro lo que sientes y lo que quieres (pero mant√©n la mente abierta).
    • No necesitas disculparte por c√≥mo te sientes: ¬°simplemente est√°s siendo honesto!
    • Trata de no ponerte a la defensiva, responde cualquier pregunta que pueda tener y dale tiempo para procesar.
    • Muestra afecto y preocupaci√≥n por c√≥mo se siente tu pareja.

    Escuchando

    ¬ŅAlguna vez ha sentido que lo que intentabas decir fue mal entendido o tomado de manera incorrecta?

    Escuchar es una habilidad y es uno de los aspectos m√°s importantes de una comunicaci√≥n buena y efectiva. A menudo las personas escuchan mientras ya piensan en qu√© decir a continuaci√≥n o solo escuchan lo que encaja con su propia interpretaci√≥n de la situaci√≥n. Otros sue√Īan despiertos y piensan en lo que deber√≠an cenar en lugar de prestarle toda su atenci√≥n a la otra persona.

    A continuación se ofrecen algunos consejos para una escucha eficaz:

    Sé consciente de tu lenguaje corporal

    La comunicación entre personas se produce en gran medida de forma no verbal: ¡eso significa que debes mantener el contacto visual y tratar de mantener una expresión atenta en su rostro!

    Mantente curioso

    Podemos caer en la trampa de pensar que ya lo hemos o√≠do todo antes y sabemos lo que nuestra pareja est√° a punto de decir o lo que est√° pensando. Pero las personas que tienen relaciones felices mantienen una mente curiosa y contin√ļan aprendiendo sobre sus parejas y c√≥mo ven el mundo.

    Nunca podremos conocer completamente todos los aspectos de otra persona. Entonces, si te dicen que tienen dudas, descubre por qué. Descubre cuáles son sus miedos y de dónde podrían venir. 

    Intenta no juzgar

    No est√°s solo en esto. T√ļ y tu pareja est√°n juntos en esta aventura y ¬°sois un equipo!

    El objetivo de hablar con tu pareja es encontrar una soluci√≥n. Cambiar las reglas, querer un descanso o probar cosas nuevas son temas comunes que surgen en una relaci√≥n de swing. Las reglas y los l√≠mites pueden ser fluidos y evolucionar a medida que crece la relaci√≥n, ¬°pero tambi√©n est√° bien decir ¬ęno¬Ľ! Aprende d√≥nde est√°n tus propios l√≠mites y comp√°rtelos con tu pareja.

    Si surge algo con lo que no te sientes cómodo, no hay nada de malo en decirlo; solo ten cuidado de cómo lo dices. Honra a tu pareja con la verdad y permítete ser vulnerable.