Cómo los swingers pueden sabotear sus propias experiencias

Francamente, la mayor√≠a de nosotros hemos cometido m√ļltiples errores en el swinging, en especial, cuando comenzamos en esta aventura. Quiz√°s te preguntes c√≥mo es posible que un mismo error sea repetido tantas veces, pero son cosas que pasan porque reaccionamos de una misma forma ante el miedo, la verg√ľenza, la excitaci√≥n y las emociones fuertes.

Así que, la lista que te presentaremos a continuación no es una forma de juzgarte, sino más bien de advertirte cuáles son esos errores que puedes estar cometiendo y te están prohibiendo ser la mejor versión de ti mismo. Si sientes que en un punto estamos hablando de ti ¡No te preocupes, todos hemos pasado por ahí (y más de una vez)!

La buena noticia es que podemos aprender de estos errores y hacerlo mejor la próxima vez.

Pensar que eres perfecto 

Por favor, no seas tan arrogante, ni engre√≠do como para pensar de esta manera porque ninguno de nosotros es perfecto. S√© lo suficientemente maduro para darte cuenta de eso. Trabaja cada d√≠a para ser un poquito mejor que ayer. Darnos cuenta de lo que valemos, pero a√ļn tener un margen para mejorar nos permite abrir nuestra mente para abordar nuestras debilidades.

También piensa que la apariencia física importa mucho en este ambiente. Algunas cosas son más fáciles de cambiar, como actualizar tu guardarropa para que te quede bien. Otras cosas requerirán más esfuerzo, como perder esa barriga cervecera. La verdad es que tu apariencia física sí importa, intenta dar la mejor primera impresión.

Ser demasiado sarc√°stico con tu propia pareja

Quiz√°s sea divertido para ti mostrar tu humor sarc√°stico con tu pareja, pero puede parecer un drama innecesario para otras personas escucharlo, y eso har√° que los eviten. Evita las bromas internas que puedan parecer un poco vergonzosas para otras personas que no conocen su historia a fondo.

Eso incluye no mostrar ninguno comportamiento o rasgo de tu personalidad que sabes es peculiar para los demás. No compartas en exceso, ponerse en demasiada confianza puede asustar a muchos. Tampoco vayas contando chismes de otros swingers por allí. ¡Es de pésima educación!

Trata de mostrar una din√°mica equilibrada con tu pareja en las pl√°ticas iniciales. Los swingers tienden a querer que todos se diviertan y participen. Sin embargo, si alguien es demasiado sumiso o demasiado dominante, puede hacer que la otra pareja huya.

parejas en ropa interior
mujeres ropa interior

Ser inflexible y mostrar desesperación

Los swingers no son prostitutas trabajando para ti, así que relájate. Los swingers quieren ser tratados como amigos y no como trabajadores sexuales contratados. Por lo que mostrarte inflexible, desesperado o agresivo cuando trates de relacionarte con otras parejas, será una receta para el fracaso. En lugar de eso, concéntrate en divertirte y trata el sexo como un beneficio adicional.

Estás estableciendo una conexión con los demás y todos tenemos diferentes preferencias personales, recuérdalo. Ser más comprensivo y flexible aumentará tus probabilidades de establecer una conexión. Mientras más flexible seas con tus preferencias, más oportunidades tendrás.

Mezclar el swing con los juegos fetichistas

Todos tenemos diferentes gustos. El simple hecho de que a alguien le guste el sexo swinger casual o el juego en grupo no significa que le gusten todos los dem√°s fetiches y perversiones. Deja que los swingers sean swingers y no trates de presionarlos para que hagan otra cosa.

Cuantos más presiones por practicar un fetiche con alguien que te dice no estar interesado, menores serán tus probabilidades de encontrar una persona que sí lo esté. Entre los swingers hay fetichistas de todo tipo, pero gasta tu tiempo buscándolos a ellos, no presionando a los demás. Es inevitable que te mencionemos otro tipo de comportamiento desesperado que es una perdida de tiempo: perseguir a vainillas por allí.

¡No gastes tus fuerzas tratando de convencer a personas monógamas a participar en el swing solo porque quieres tener sexo con ellas! Busca en los sitios indicados, lo demás es contraproducente.

Mostrar comportamientos riesgosos

A los swingers les encanta la fiesta, pero odian lidiar con el desorden de otras personas. Beber demasiado o estar tan drogado que no recuerdas si pediste comida no es divertido. Es un comportamiento riesgoso que te convertir√° en un mal swinger incapaz de responsabilizarse por sus acciones. El alcohol puede hacer desastres contigo, puede volver m√°s agresivo tu coqueteo, lo cual da√Īar√° tus posibilidades, ya que muchos swingers son swingers sociales. Eso significa que quieren una conexi√≥n antes que los juegos de dormitorio.

También no preocuparse por las pruebas de ITS es una gran alerta para muchas parejas swinger. Ni hablar de si haces caso omiso a tu higiene personal. Tomar una ducha hace 12 horas no cuenta. Cepíllate los dientes durante más de 30 segundos, usa desodorante y la cantidad justa de perfume sobre ti.

Esperar que sea f√°cil

Hacer swing requiere trabajo. Necesitas encontrar swingers y desarrollar una conexión de cuatro vías. Además, no todos los swingers encuentran sexys las mismas cosas. Entonces necesitas averiguar si tus estilos de juego son compatibles con ellos. Si quieres sexo rápido y fácil, esto no es para ti. Si quieres jugar con swingers, prepárate para hacer un esfuerzo para encontrar una buena pareja.

Estos son otros errores que debemos mencionarte:

  • La fijaci√≥n por tu tel√©fono. Para encontrar una buena pareja, tendr√°s que dejar tu celular al lado, sin importar lo t√≠mido que seas. No lo uses como una excusa para evitar las conversaciones. Pon tu tel√©fono en silencio y conc√©ntrate en tus nuevos amigos. Cada vez que tengas la tentaci√≥n de sacar tu tel√©fono, piensa en otro tema de conversaci√≥n.
  • Monopolizar la conversaci√≥n. Las conexiones sexys necesitan que ambas partes participen. Aseg√ļrate de preguntarles sobre ellos mismos y no los interrumpas cuando respondan.
  • Quejarse ante los dem√°s. Hay tantas cosas de las que podemos quejarnos, pero no es productivo, ni sexy. Los swingers no quieren o√≠r hablar de tus problemas. Olv√≠date de enojarte por otras personas, s√© feliz y atrae a las personas con las que est√°s.
  • Ser demasiado exigente. T√ļ y tu pareja sois incre√≠bles. Nadie puede compararse contigo, deja de hacer eso. No est√°s buscando un socio para sustituir a tu pareja, ni viceversa. No te limites solo a personas ¬ęmejores¬Ľ que t√ļ. En cambio, perm√≠tete disfrutar de experiencias diferentes y divertidas. Hacer swing es simplemente pasar momentos divertidos y sexys.

Hay muchas otras formas en las que puedes sabotear tus posibilidades de hacer swing. Recuerda, ninguno de nosotros es perfecto. Est√° bien. Todav√≠a podemos ser buenos swingers sin ser perfectos. ¬°Entender que todos tenemos espacio para mejorar nos hace a√ļn mejores y nos ayudar√° a tener m√°s conexiones !