6 errores clásicos que cometen los swingers jóvenes

Es mejor ser inteligente y aprender de los errores de los demás, que cometerlos por tu propia cuenta. Todos queremos mantener bajos nuestros niveles de frustración y altos los de diversión para adultos. El inconveniente es que ser nuevo en el estilo de vida y a una edad corta, te hará reincidir en los mismos errores de siempre.

Por eso, si eres un swinger que est√° apenas comenzando en esto, a continuaci√≥n podr√°s aprender sobre los errores m√°s comunes en tu caso.¬°Hablemos sobre algunas lecciones √ļtiles que muchos otros aprendieron por las malas!

1. Vapear

Sí, vapea con frecuencia y dile adiós a tu resistencia durante el sexo.

Vapear regularmente da√Īa tu sistema cardiovascular. Eso significa que tu cuerpo estar√° m√°s d√©bil cuando llegara al momento de tener una erecci√≥n. Mucho m√°s var√≠as erecciones para satisfacer a varias parejas. Muchos swingers tendr√°n un mejor encuentro con una persona sana de 40 a√Īos que con un chico de 20 a√Īos que vapea.

Toma en serio tu estado físico si quieres impresionar a los demás con tus habilidades en el dormitorio. No se trata solo de verse en forma, sino de estar en forma. Es fácil para los jóvenes verse delgados y no tener arrugas, pero cuando comienza el maratón sexual, rápidamente se expondrá a aquellos que están realmente en forma frente a los que fingen estarlo.

2. Autosabotearte con el porno

Ver pornografía es divertido pero puede crear algunos problemas horribles.

Primero, recordemos que la pornografía es falsa. Nunca deberíamos usar la pornografía como un modelo a seguir para divertirnos en nuestras intimidades. Las posiciones suelen ser incómodas y solo se utilizan porque necesitan buenos ángulos de cámara. La fantasía del porno no te muestra las dolorosas infecciones urinarias, ni otros dolores de cabeza típicos del sexo sin protección. El porno está bien para la fantasía, pero deberías pensártelo dos veces antes de intentar imitarlo.

El otro gran problema con la pornografía es que te entrena para no tener una buena duración. Cuando miras porno, probablemente intentas terminar lo más rápido posible. Cuando juegas con swingers reales, eso a menudo significa que no durarás mucho. Practica tus límites mientras miras pornografía. Calcula cuánto tiempo puedes jugar contigo mismo sin pasarte de la raya.

fiesta piscina
grupo de personas
hombres y mujeres en ropa interior

3. Ser demasiado frugal

Tu salud sexual no es un lugar para ahorrar dinero. Aseg√ļrate de realizarte varios ex√°menes de ETS al a√Īo, y comprar muchos condones. Protege tanto tu salud como tu reputaci√≥n con todas estas cosas.

Alguien me dijo una vez que ‚Äúcomprar condones es demasiado caro‚ÄĚ. ¬°Qu√© tonter√≠a tan grande! ¬°M√°s costosa es la medicaci√≥n para las ETS! Aun as√≠, es posible que otras personas piensen lo mismo. Investiga un poco en l√≠nea. Muchas organizaciones regalan condones y en varios sitios web ofrecen grandes ofertas.

Siempre lleva suficientes condones para no quedarte sin ellos en medio de la fiesta. Prueba con tu pareja cuáles tipos de condones te sirven mejor, o te hacen sentir mejor. Esto te ayudará a tener sexo más fácilmente con un condón mientras haces swing.

4. Confundir la arrogancia con la confianza

El swing es m√°s una deporte en equipo que en solitario. Si deseas ser seleccionado, demuestra que puedes ser un jugador valioso para el equipo. No act√ļes como un idiota que est√° jugando un deporte individual. Necesitas confianza en tus habilidades sexuales, no arrogancia.

Si te sientes nervioso por tu desempe√Īo, t√≥mate un momento para calmarte. Puedes tomarte un breve descanso en el ba√Īo. Cuando regreses, comparte lo mejor que tengas con la pareja seleccionada.

5. Suponer que a todos les gustan los fetiches

S√© siempre respetuoso y trata a todos como compa√Īeros de equipo iguales.

Es mucho m√°s seguro asumir que una pareja no tiene fetiches, a menos que lo mencionen espec√≠ficamente. Si tienen un fetiche, debes usar bien tus palabras y preguntarles si est√°n interesados en practicarlo contigo. Nunca asumas que a los swingers les gusta todo lo que est√° disponible en este estilo de vida. Muchos swingers quieren pasar un rato sexy con sus parejas sin a√Īadir los fetiches al tema.

6. Pensar que hacer swing ser√° m√°s f√°cil que salir como soltero

Como soltero, probablemente dominabas tu alrededor. Eras un mago en Tinder y conquistaste por cualquier bar a cuantas mujeres quisiste. Puede que el swing comparta muchos elementos del coqueteo cuando estabas soltero, pero difiere dramáticamente en otros. Ya no estás jugando en modo fácil, o buscando una conexión uno a uno. El swinging es jugar en modo difícil porque ahora buscas el placer tanto de tu propia pareja, como el de la pareja con la que están jugando.

Todos los involucrados tienen el poder de decir que no, por lo que es exponencialmente más desafiante que tener citas entre dos personas. Debes asegurarte de que todos se sientan cómodos y de que son compatibles con tus estilos de juego y orientaciones sexuales.

No te preocupes si eres nuevo en esto. Estar√°s bien. Trata a los dem√°s como quieres que te traten a ti. Habr√° algunas sorpresas en el camino, lo cual es parte de la diversi√≥n y la emoci√≥n. Sin embargo, mientras seas considerado con los dem√°s y seas un buen compa√Īero de equipo, todo saldr√° bien.