Cómo ayudar a tu esposa a convertirse en una hotwife

Antes de hacer cualquier cosa, aseg√ļrate de confiar y tener una relaci√≥n sana con tu esposa. Si ya tienen problemas en su relaci√≥n y crees que el hotwifing puede solucionarlos, est√°s equivocado. El hotwifing y todo tipo de no monogamia funcionan solo para parejas que son muy abiertas y se comunican bien entre s√≠.

Es poco probable que tratar de obligar a alguien a adoptar un estilo de vida con el que no se siente cómodo, termine bien. Entonces, si tu esposa no es del tipo que desea tener relaciones sexuales fuera de su relación, no intentes engatusarla para que lo haga, ni hacerla sentir culpable al no ceder. Ella puede terminar resentida contigo por eso y toda la situación podría causar mucho estrés en la relación.

Si honestamente crees que a t√ļ y tu esposa disfrutar√°n de este tipo de acuerdo, entonces el hotwifing puede ser una buena idea. Pero ¬Ņc√≥mo puedes ayudar a tu pareja a ser una hotwife? Estas son algunas recomendaciones para la propuesta y la acci√≥n.

Dejando pistas

Si ella responde negativa o positivamente a tu propuesta, esto te dar√° una idea clara de si est√° abierta o no a esta idea.

Otro paso que puedes dar es se√Īalar cuando veas que otros hombres la miran y decirle que te gusta saber que ellos tambi√©n la quieren. Si ella reacciona bien a esto, puedes ir un paso m√°s all√° y sugerirle que use ropa m√°s reveladora. Si ella todav√≠a parece estar disfrutando de la atenci√≥n que causa esto, puedes ver c√≥mo se siente al coquetear con otros hombres mientras te sientas en alg√ļn lugar fuera de la vista.

Después tendrías que ir progresando paso a paso desde allí hasta llegar a un lugar donde puedas proponer una relación de hotwife completa.

reunion en club

Comunicación abierta

Una comunicación abierta puede ayudarte a responder mejor a cualquier pregunta o inquietud que ella pueda plantear cuando lo discutan juntos. Está preparado para explicar tus sentimientos y deseos. Ella podría estar preocupada de que eso pondría tensión en su relación. Puedes asegurarle que no te enojarás por ello. Es posible que ella no comprenda el atractivo para ti como hombre, así que explícale por qué te gusta que ella esté con otros hombres para que sepa que no es probable que cambies y te molestes con ella una vez que el acto ya esté hecho.

Si su problema es más de nervios o miedos, podrías ofrecerle ir juntos a un club o quedar y simplemente charlar con toros y otras parejas con más experiencia, dejarlo así por la noche. Si se da cuenta de que la gente es amigable y habla con otras mujeres que ya son hotwifes, esto puede ayudarla a sentirse más cómoda y abierta a la posibilidad de dar un paso hacia algo físico.

Si no está preparada para conocer gente en la vida real, un paso menos intimidante es explorar esto en línea. Juntos pueden buscar perfiles para que ella pueda ver lo que hay ahí fuera e incluso enviar mensajes a otros sin ninguna presión en persona.

Ser s√ļper paciente

Debes ser un compa√Īero comprensivo y permitirle tener todo el tiempo que necesite.

Cuando se sienta c√≥moda con la idea, aseg√ļrate de hablar sobre los detalles de la relaci√≥n. Cuanta m√°s orientaci√≥n puedas brindarle, m√°s c√≥moda se sentir√° sabiendo lo qu√© est√° permitido o no en este experimento no mon√≥gamo.

Si ella conoce a alguien en un club o en l√≠nea, primero puedes organizar una reuni√≥n informal en un lugar p√ļblico y t√ļ puedes acompa√Īarla a conocer al posible toro. Saber que est√°s con ella o al menos cerca puede hacerla sentir m√°s c√≥moda. Muestra inter√©s en √©l y aseg√ļrate de que el hombre con el que tu esposa se reunir√° a solas parezca digno de confianza. Esto har√° que la experiencia sea menos tensa para ti si tambi√©n recibes una buena impresi√≥n del toro.

El cuidado posterior es importante

Si ella tiene una mala primera experiencia, su forma de actuar puede ser el factor decisivo para determinar si volverá a hacerlo o no. Consuélala y déjala hablar si eso es lo que quiere. Si eres paciente y comprensivo con ella, se sentirá mejor a la hora de explorar su sexualidad.

Si tienes la suerte de tener una esposa que comparte tus problemas o al menos est√° dispuesta a probar lo que quieres, aseg√ļrate de que sepa lo apreciada que es. Reconoce lo incre√≠ble que es su amor por ti. Agradece todas las cosas que ella hace por ti. Una pareja amorosa es un hallazgo raro que siempre debemos atesorar.